El delito de usurpación de vivienda

El delito de usurpación de vivienda

La ocupación de vivienda en contra de la voluntad de su titular se puede tratar tanto en el ámbito civil (art. 250.1.4º LEC) como en el penal, siendo en esta donde encontramos el delito de usurpación de vivienda. En este artículo nos centraremos en el ámbito penal, el delito de usurpación de vivienda, regulado en el artículo 245 CP

¿En qué consiste el delito de usurpación?

Para entender en qué consiste el delito de usurpación, debemos entender el concepto de usurpación, que se define como el “apoderarse de una propiedad o de un derecho que pertenece a otra persona, y por lo general con el uso de la violencia o la intimidación”

El delito de usurpación puede darse en varios ámbitos:

  • Usurpación de vivienda. Es el más común
  • Usurpación de identidad
  • Usurpación de estado civil
  • Usurpación de funciones públicas

El delito de usurpación de vivienda por tanto, consiste en la ocupación de vivienda ajena con la voluntad de permanecer en ella sin que se tenga el consentimiento del propietario, mediante el uso de la violencia y/o intimidación. 

El delito de usurpación de inmueble

El delito de usurpación de vivienda lo que pretende es proteger el goce y disfrute de la vivienda, dado que es nuestro derecho como propietarios de la misma. Por tanto, cuando un tercero ocupa un inmueble ajeno comete un delito de usurpación.

El delito de usurpación de inmueble, recogido en el art. 245 CP, establece dos modalidades para el delito de ocupación: 

  • Delito de usurpación de vivienda. Estaremos en este tipo de delito cuando se produzca la ocupación de la vivienda y se haya hecho uso de la violencia y/o intimidación para ello
  • Delito leve de usurpación de vivienda. En cambio, estaremos ante este tipo de delito cuando se produzca una ocupación de vivienda sin que se recurra a la violencia y/o intimidación, es decir, de forma pacífica

¿Cuáles son los elementos del tipo del delito de usurpación?

El delito de usurpación de vivienda se regula en el artículo 245 del código penal. En cuanto a los elementos del delito de usurpación, debemos diferenciar entre los dos apartados del mismo artículo.

En su apartado 1, se regula la usurpación de vivienda de manera violenta o intimidatoria de inmuebles o derechos reales inmobiliarios.

Por otra parte, el artículo 245.2 del código penal dista del anterior por lo siguiente:

El delito de ocupación de inmuebles del art. 245.2 CP hace referencia al delito leve de usurpación de vivienda

  • Se trata de una ocupación pacífica, es decir, el delito ocupación se hace sin violencia o intimidación
  • Para cometer un delito de usurpación, el sujeto activo ha de carecer de un título jurídico que legitime esa ocupación de vivienda
  • Existencia de una voluntad contraria a esa ocupación de vivienda o allanamiento de vivienda
  • El sujeto activo debe conocer los dos puntos anteriores
  • El inmueble no puede constituir morada

En este sentido, para que el delito de usurpación se consuma, es decir se materialice el hecho delictivo cuando esa ocupación de vivienda tenga cierta vocación de permanencia, deberá ser continuada en el tiempo. 

¿Qué debe contener una demanda por usurpación? 

Ante una usurpación de vivienda, es recomendable utilizar el cauce legal de demandar o denunciar los hechos en cuestión. Por ende, ante un delito de usurpación de vivienda es recomendable tramitar una demanda por usurpación

Existen dos vías para recuperar tu inmueble ante una usurpación de vivienda: esto es la vía civil y la vía penal. La vía adecuada dependerá del caso en concreto, por lo que es fundamental contactar con un especialista con tal de recuperar el inmueble en la mayor brevedad posible. 

  • En cuanto a la vía civil, la ocupación de vivienda se tramitará a través de la acción de desahucio por precario. Para que la demanda prospere, se han establecido unos requisitos fundamentales ante esa usurpación de vivienda
  • En el caso de la vía penal, estaremos ante un delito de usurpación de vivienda, en el que será esencial acreditar todos los elementos del tipo y requisitos legales que el código penal expone respecto del delito de usurpación de inmueble

Y ¿cuánto tarda un desalojo por usurpación?

No se puede determinar con exactitud cuánto tarda un desalojo por usurpación, cuando se produce un delito de usurpación de vivienda, puesto que cada proceso es diferente al resto y hay que tener en cuenta la carga de trabajo de los juzgados.

Sin embargo, la media para el desalojo por usurpación está en unos 4 a 6 meses aproximadamente, desde el momento en que se presenta la demanda y ésta es admitida a trámite por el juzgado. 

Vivienda habitual Ocupación

Ocupación Vivienda habitual

La Ocupación Vivienda habitual es un problema real y creciente en España.

El fenómeno de los okupas ha aumentado un 40,9% en los últimos años, siendo Cataluña la más destacada.

Cuando ello ocurre es fundamental saber cuál es el modo de actuar ante las casas ocupadas.

¿Qué hacer si te ocupan tu vivienda habitual?

Se entiende cómo vivienda habitual aquella vivienda que es residencia habitual de una persona o que es usada de forma estacional, periódica o esporádica por alguien. ¿Qué se debe hacer si se sufre una ocupación?

Ante una Ocupación de la Vivienda habitual, se deberá actuar de la siguiente manera:

  • La rapidez es primordial. Llamar a la Policía dentro de las 48 horas desde que los okupas han entrado en la vivienda es esencial, para que la Policía pueda intervenir para la desocupación sin autorización judicial.  
  • En el caso de que haya transcurrido el plazo de 48 horas, se deberá contactar con un abogado. para saber cómo desalojar a un okupa e interponer las acciones pertinentes en los tribunales. 

Es importante tener en cuenta el plazo de las 48 horas para poder actuar con rapidez.

Asimismo, es recomendable tener algún sistema de alarma que pueda avisarte de que se está cometiendo el delito ocupación

Es esencial probar con documentación que se es titular de la vivienda habitual que ha sido ocupada. Será determinante, para poder proceder a la desocupación del inmueble, ya sea ante la Policía, mediante una demanda civil o una denuncia penal. 

¿Es aconsejable negociar con okupas cuando te han ocupado la vivienda habitual?

Ante la ocupación vivienda habitual la principal preocupación es cómo desalojar a un okupa.

Lo primero que deberemos hacer es mantener la calma y no tratar de actuar por nuestra cuenta. Ya que, la Ley Okupa 2021,protege la mayor vulnerabilidad

Son numerosos los casos en que los okupas no quieren negociar con el propietario. Por ello, NO es recomendable que el propietario intente desalojar a los okupas, pues estaría cometiendo un delito de realización arbitraria del artículo 455 del Código Penal

“1. El que, para realizar un derecho propio, actuando fuera de las vías legales, empleare violencia, intimidación o fuerza en las cosas, será castigado con la pena de multa de seis a doce meses”

“2. Se impondrá la pena superior en grado si para la intimidación o violencia se hiciera uso de armas u objetos peligrosos.”

Artículo 455 del Código Penal

Es decir, aunque se haya intentado negociar con okupas y no se haya logrado que abandonen la vivienda, el propietario nunca deberá realizar ninguna de las siguientes actuaciones:

  1. Cortar suministros (agua, luz o gas) de la vivienda. Se estaría cometiendo un delito de coacciones recogido en el artículo 172 del Código Penal
  2. Acceder a la vivienda habitual. Desde el momento de la ocupación vivienda habitual, el propietario no tiene la posibilidad de acceder a la vivienda ni impedir el acceso a los okupas. Al realizarlo, sería el propietario quien estaría cometiendo un delito penal.
  3. Cambiar las cerraduras o realizar cualquier tipo de amenaza dirigida a los okupas. Al realizarlo, se estaría cometiendo un delito de amenazas recogido en el artículo 169 y ss. del Código Penal.

¿A qué tipo de delito se enfrenta un okupa cuando ocupa una vivienda habitual?

El delito okupas puede hacer referencia al delito de allanamiento de morada (artículos 202 a 204 Código Penal) o a la ocupación ilegal (artículo 245 Código Penal). Nos encontramos en un supuesto u otro en función de la naturaleza del bien inmueble y del bien jurídico protegido. 

La Ocupación Vivienda habitual está considerada como un delito de allanamiento de morada. Por ello, quien lo cometiera está incurriendo en un delito que se encuentra regulado en los artículos 202, 203 y 204 del Código Penal.

Por morada se entiende cualquier espacio cerrado que esté destinado al desarrollo de actividades propias de la vida privada, personal o familiar.

¿Cuánto tiempo se suele tardar en echar a un ocupa de una vivienda habitual?

Aunque la tendencia sea tratar la Ocupación Vivienda habitual por la vía penal, ésta no es ni la más rápida ni la más eficaz. Y es que, para tratar el delito ocupación por vía penal existen una serie de requisitos difíciles de probar:

  • Identificación de los okupas
  • Se debe demostrar el tiempo de estancia en la vivienda habitual por los okupas

A lo anterior, se debe añadir la complejidad del procedimiento penal y su investigación.

Por otra parte, si tratamos la Ocupación de la Vivienda habitual por la vía civil, nos encontraremos con un procedimiento, aparentemente, más ágil y rápido. Esto es porque la Ley establece un plazo de 5 días para que se pruebe la titularidad del inmueble. Por lo que, estamos hablando de meses en estos casos. 

Abogados expertos en ocupaciones ilegales

Somos abogados expertos en ocupaciones ilegales. Nos dedicamos exclusivamente a asesorar a empresas y personas que tienes problemas con temas relacionados con la propiedad. Contacta con nosotros sin ningún tipo de compromiso.

Consulta con un abogado sin compromiso