El Lanzamiento judicial

Es comúnmente confundido el término de lanzamiento judicial con el de desahucio.

Podríamos decir que la diferencia entre el lanzamiento judicial y el desahucio es que el primero se refiere al efectivo desalojo de la vivienda, y el segundo es la acción por la que reclama dicho desalojo.

En este post explicaremos en profundidad las características del lanzamiento judicial.

El lanzamiento judicial de la vivienda

El lanzamiento judicial es la materialización del desahucio, o de cualquier otra condena de entrega de la posesión de un bien inmueble a su verdadero propietario, que se encontraba ocupado por persona ajena al mismo.

En otras palabras, el lanzamiento judicial es el desalojo de la vivienda.

El desahucio o condena de entrega de la posesión ha de ser establecida mediante una resolución judicial para que pueda ejecutarse el lanzamiento.

«[…]Si el demandado no atendiere el requerimiento de pago o no compareciere para oponerse o allanarse, el Letrado de la Administración de Justicia dictará decreto dando por terminado el juicio de desahucio y se procederá el lanzamiento en el día y la hora fijadas.»

Artículo 440.3 LEC

¿Es posible el lanzamiento judicial con inquilino en la vivienda?

A menudo puede ocurrir que si se ha iniciado un procedimiento de desahucio o para recobrar la posesión de un bien inmueble ocupado por el inquilino u otro ocupante, se encuentren terceros ajenos a los anteriores ocupando la vivienda.

En ese caso se deberá:

  • Notificar el lanzamiento a los terceros ocupantes,
  • Estos tendrán que presentar, en el plazo de diez días los títulos que le habiliten para residir en la vivienda
  • De lo contrario, se procederá al lanzamiento de todos los que se encuentren ocupando el inmueble.

¿En qué consiste el lanzamiento judicial?

El día del lanzamiento, tienen que acudir a la vivienda miembros del Juzgado y el procurador que representa al arrendador, así como los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Además, se recomienda que acuda un cerrajero.

En primer lugar, se intenta el desalojo de forma pacífica, llamando a la puerta del inmueble. Si nadie abre, se procede al cambio de la cerradura por parte de un cerrajero, obligando a los ocupantes a que abandonen el inmueble.

El acto de lanzamiento judicial finaliza con la redacción del Acta de lanzamiento de desahucio.

En ese momento se constituye un documento en el que se certifica que el arrendador es el poseedor del piso, una vez desalojados los inquilinos.

¿Cuánto tarda un lanzamiento judicial?

Cuando se interpone la demanda judicial por la que se pretende la recuperación de la posesión de la vivienda, empieza el procedimiento judicial pertinente.

Después, con el decreto o sentencia qué recaiga, se fija la fecha de lanzamiento, que será impuesta según la disponibilidad de la Comisión Judicial.

Es difícil concretar cuánto tiempo puede transcurrir hasta que se produce el lanzamiento judicial. Sin embargo, sí se puede asegurar que transcurrirán varios meses desde la interposición de la demanda de desahucio.

Prórroga del lanzamiento

El 25 de junio de 2022 se ha dictado Real Decreto-ley 11/2022, de 25 de junio, que amplía hasta el 31 de diciembre de 2022 la suspensión de los procedimientos de desahucio y de lanzamiento para hogares vulnerables sin alternativa habitacional.

Dicha suspensión tendrá efectos sobre los siguientes procedimientos:

  • Procedimientos de desahucio que hayan sido incoados por el impago del alquiler de contratos sujetos a la LAU de 1994, por parte de aquellos que tengan reconocida la situación de vulnerabilidad sin alternativa habitacional
  • Procedimientos de desahucio que hayan sido iniciados contra aquellos que habitan sin título, y se encuentren en situación de vulnerabilidad, siempre que la vivienda pertenezca a personas físicas o jurídicas titulares de más de diez viviendas

Además, los arrendadores y titulares de viviendas afectados por la suspensión de los procedimientos de desahucio y lanzamientos tendrán derecho a solicitar, hasta el 31 de enero de 2023, una compensación en determinadas circunstancias. 

¿Responde mi seguro ante la ocupación de mi vivienda?

La ocupación de una vivienda ocasiona una serie de perjuicios graves a su propietario. No solo le impide acceder al inmueble, o mantener el arrendamiento que tenía vigente, sino que supone una serie de gastos durante la usurpación y posteriormente a la recuperación de la vivienda. Por ello, es importante disponer de un seguro anti ocupación.

¿Qué es un seguro anti ocupación?

En la práctica, no existen seguros específicos ante la ocupación de viviendas. Será nuestro propio seguro de hogar el que pueda hacerse cargo de este tipo de situaciones.

Pero no todos los seguros de hogar te protegerán ante este tipo de situaciones. Para ello, tendrá que incluir en sus condiciones generales y particulares la cobertura sobre la ocupación, y/o la protección jurídica ante este tipo de siniestros.

¿Qué coberturas tengo ante la ocupación de mi vivienda?

La ocupación de una vivienda puede causar en el propietario una serie de perjuicios irreparables. Durante la ocupación, no solo se debe continuar con el pago de la hipoteca o alquiler, sino que se tienen que afrontar una serie de gastos jurídicos para promover el desahucio, ya sea por impago de rentas o por expiración del plazo contractual:

  • gastos de abogado, procurador y peritaje
  • otorgamiento de poderes
  • tasas y costas judiciales
  • cualquier otro gasto derivado del procedimiento jurídico

Si nuestro seguro de hogar incluye el servicio de protección jurídica ante ocupaciones ilegales, se le podrán reclamar todos los gastos ocasionados por las gestiones anteriormente indicadas.

¿Puedo reclamar al seguro los daños que ocasione la ocupación?

Por desgracia, el propietario de la vivienda no solo tendrá que afrontar los gastos que se generen durante la ocupación. En este tipo de casos, suelen provocarse roturas o destrozos en la vivienda, incluso puede que los okupas sustraigan objetos de la vivienda.

Dependiendo de la póliza y del importe que tengas cubierto, el seguro afrontará la responsabilidad de los daños causados por los okupas, así como de las pérdidas sufridas. Según la cobertura, el seguro se hará cargo de parte o de la totalidad del importe.

¿Cómo responde la Comunidad de propietarios ante okupas?

Otra opción es la de acudir a la Comunidad de propietarios. Los vecinos serán los primeros interesados en actuar frente a la ocupación de una de las viviendas, ya que tendrán que convivir con los okupas diariamente y afrontar las molestias que pueden ocasionar.

Si bien la comunidad no podrá instar un procedimiento de desahucio, sí que podrán recurrir a la vía penal mediante una denuncia por allanamiento de morada. En ese caso, las autoridades policiales podrán intervenir sin autorización judicial durante las primeras 48 horas. Transcurrido ese periodo, solo el propietario podrá acudir a los Tribunales solicitando la entrega inmediata de la vivienda.

Lo que sí podrán hacer los propietarios de la Comunidad será interponer una demanda judicial a través del Presidente por las conductas lesivas de los derechos del vecindario, o prohibidas en los estatutos de la comunidad para que cesen, solicitando la expulsión de los denunciados.

En cualquier caso, te aconsejamos que, si te encuentras en esta situación, debes contar con el debido asesoramiento de un abogado experto para revisar tu póliza o mediar con la Comunidad de propietarios. Realiza tu consulta y un abogado te responderá a la mayor brevedad.

Desahucio frente al nudo propietario

Resulta confuso a efectos legales si el nudo propietario puede ocupar la vivienda heredada aun cuando el usufructo recae en otro heredero. Ante ello, el usufructuario se plantea si puede instar desahucio frente al nudo propietario.

En la mayoría de ocasiones, el usufructuario considera que no es posible el desahucio porque aquel ostenta la propiedad. Sin embargo, este pensamiento es erróneo.

A continuación, explicaremos detalladamente qué derechos corresponde a cada uno, y qué acciones se pueden ejercitar frente a la privación de alguno de estos.

Diferencias entre nudo propietario y usufructuario

El nudo propietario es aquel que ostenta la propiedad, pero no puede disfrutar de la posesión en tanto que dure el usufructo.

El usufructuario ostenta la posesión de la cosa, lo que le permite su uso y disfrute, pero no tiene la condición de propietario. 

“El usufructo da derecho a disfrutar los bienes ajenos con la obligación de conservar su forma y sustancia, a no ser que el título de su constitución o la ley autoricen otra cosa.” 

Artículo 467 Código Civil 

El ejemplo más claro, es el del ámbito hereditario: el hijo del fallecido hereda la propiedad de un bien inmueble, si bien el usufructo lo recibe la viuda con carácter vitalicio. De esta forma, el hijo será nudo propietario, y no ostentará el pleno dominio mientras el usufructuario o viuda se mantenga en vida, estando sujeto el primero a determinadas limitaciones. 

Derechos del nudo propietario y del usufructuario en relación con la herencia

Siguiendo con el ejemplo anterior, los derechos de cada uno son los siguientes: 

  • El nudo propietario podrá vender o hipotecar la nuda propiedad, en la misma posición que él se encuentra, pero no el pleno dominio. Es decir, mediante la venta o hipoteca, un tercero se subrogará en su posición, pero tendrá que respetar el usufructo 
  • El usufructuario podrá residir en la vivienda, o arrendarla y obtener exclusivamente las rentas del arrendamiento. También podrá vender el usufructo, pero dicha venta durará hasta que el vendedor fallezca

«El usufructuario tendrá derecho a percibir todos los frutos naturales, industriales y civiles de los bienes usufructuados.» 

Artículo 471 Código Civil. 

De esta manera, el nudo propietario no podrá ocupar, residir o arrendar la vivienda, ni acceder a la misma sin permiso del usufructuario, así como realizar cualquier otro acto de disposición. En ese caso, podría tener consecuencias legales, tanto civiles como penales.

¿Qué puedo hacer si el nudo propietario ocupa la vivienda en la que tengo el usufructo?

Como adelantábamos en la introducción, es muy frecuente que el nudo propietario considere erróneamente que ostenta el pleno dominio del inmueble heredado, y decida residir en la vivienda sobre la que existe usufructo

En este caso, el usufructuario está legitimado para iniciar acciones contra éste con la finalidad de impedir el acceso. 

La solución judicial más efectiva es la de presentar demanda de desahucio frente al nudo propietario, así como, en su caso, solicitar una indemnización por daños y perjuicios. Esta última acción se podrá ejercitar en los casos en los que la ocupación haya supuesto una pérdida económica del usufructuario (por ejemplo, pérdida de oportunidad de alquiler). 

También se podrá ejercer por el usufructuario otras acciones judiciales, como aquellas destinadas a la recuperación de la posesión recogidas en el Código Civil.

Y si es un tercero el que ocupa la vivienda, ¿quién tiene legitimación para instar el desahucio? 

En caso de que la vivienda heredada sea ocupada por un tercero, ajeno al nudo propietario y al usufructuario, la legitimación para instar la acción de desahucio la ostenta única y exclusivamente el usufructuario, por ser el único que tiene derecho a arrendar el inmueble.

“Podrá el usufructuario aprovechar por sí mismo la cosa usufructuada, arrendarla a otro y enajenar su derecho de usufructo, aunque sea a título gratuito, pero todos los contratos que celebre como tal usufructuario se resolverán al fin del usufructo, salvo el arrendamiento de las fincas rústicas, el cual se considerará subsistente durante el año agrícola.” 

Artículo 480 Código Civil

Únicamente podrá el nudo propietario ejercitar la acción de desahucio si cuenta con expresa autorización del usufructuario. 

¿Puedo cambiar la cerradura de la vivienda si soy el usufructuario? 

Puede ocurrir que el nudo propietario o un tercero accedan libremente a la vivienda cuando lo consideren oportuno, independientemente de si el usufructuario se encuentra dentro o no. 

En este caso, el usufructuario podrá cambiar la cerradura sin consecuencia alguna. Durante el tiempo que el éste ostente este derecho, tendrá derecho a realizar un uso exclusivo de la vivienda.

Si te encuentras en esta situación, y si deseas presentar demanda de desahucio frente al nudo propietario, es aconsejable contar con el debido asesoramiento de un abogado experto. Realiza tu consulta y un abogado te responderá a la mayor brevedad. 

Heredero que ocupa un inmueble

Cuando un inmueble pasa a ser heredado por varias personas, es frecuente que surjan problemas, entre ellos sobre qué hacer con el mismo. Una situación que suele darse es un heredero que ocupa un inmueble, es decir que uno de los herederos decida quedarse en el piso sin el consentimiento de los otros propietarios.

En esta entrada vamos a hablar acerca de este tema y de las consecuencias que tiene para los herederos ocupar un inmueble sin el consentimiento de los demás coherederos.

Piso heredado por varios hermanos

Cuando se produce el fallecimiento de una persona los bienes de los que era propietario se reparten entre sus herederos. Con ello, si el fallecido era propietario de una vivienda, esta pasa a ser heredada por sus herederos.

Con ello, es recomendable que en el testamento, se reparta el patrimonio de forma correcta ya que sino pueden surgir problemas. Uno de estos problemas es que, si el fallecido era propietario de una vivienda y la heredan varios hermanos, no exista acuerdo entre ellos sobre qué hacer con el inmueble.

Ante esta situación existen varias posibilidades:

  • Vender el inmueble y repartirse el precio
  • Alquilar el inmueble a un tercero o a uno de los herederos, a cambio de una renta mensual
  • Vender a uno de los herederos
  • Proceder a la disolución del condominio

En relación a éste último punto, y siempre que no haya acuerdo entre los coherederos se deberá acudir a la vía judicial.

Cuando se realiza una disolución de condominio se puede adjudicar a uno de los herederos la participación de los otros, o proceder a la subasta del inmueble y repartir el precio pagado por el mejor postor entre los herederos.

Pero, ¿y si uno de los herederos no quiere llegar a un acuerdo en base a las diferentes opciones mencionadas por entender que, por ejemplo, como lleva tiempo viviendo en él goza del derecho a quedarse en el?

¿Cómo echar a un heredero de una casa?

Tal y como venimos exponiendo, siempre que existan diferentes coherederos con derecho sobre una propiedad, y no exista acuerdo entre ellos , es posible acudir a la vía judicial para que sea un juez quien decida qué hacer.

Si no existe acuerdo entre las partes puede ser por diferentes motivos

  • Que uno quiera vender y los otros no
  • Un coheredero quiera el piso para él
  • Que existan diferentes coherederos con voluntad de quedarse con el inmueble

Cuando un heredero quiere quedarse en el inmueble, pero no existe acuerdo entre los coherederos, puede suceder que este se apropie indebidamente del inmueble quedándose en él.

La figura que se utiliza en estos casos es la de la ocupación ilegal de inmueble, ya que el heredero que ocupa un inmueble sin el consentimiento de los otros coherederos lo esta haciendo sin título alguno que le habilite para ello.

Ante esta situación a los coherederos solo les queda la opción de acudir a un procedimiento judicial, y entablar el preceptivo procedimiento de desahucio por precario.

¿Puedo comprar la casa heredada a mis hermanos?

Siguiendo con el punto anterior, una de las soluciones ante le propiedad compartida de un inmueble por herencia es la compra, por parte de un heredero, de la parte de los otros coherederos.

Para ello serà necesario que exista acuerdo entre los diferentes herederos, y que estos se pongan de acuerdo en la venta del inmueble.

De lo contrario, uno de los coherederos podrá comprar la participación de los coherederos que estén de acuerdo con el precio, pasando a ostentar una mayor participación en la comunidad.

Una vez adquirida la parte de los coherederos que han querido vender será el momento de instar una disolución de condominio judicial, solicitando la adjudicación por el precio establecido por un profesional. Conllevando todo ello que se puede obligar a vender mi parte de la casa.

Ningún copropietario estará obligado a permanecer en la comunidad. Cada uno de ellos podrá pedir en cualquier tiempo que se divida la cosa común.

Esto no obstante, será válido el pacto de conservar la cosa indivisa por tiempo determinado, que no exceda de diez años. Este plazo podrá prorrogarse por nueva convención.

Artículo 400 del Código Civil

La disolución de condominio

Hablamos de condominio cuando existe una comunidad de propietarios, es decir, cuando varias personas son propietarias de un mismo inmueble.

En este caso, la figura de la disolución de condominio se produce cuando los propietarios no llegan a un acuerdo sobre cómo administrar el inmueble del cual son propietarios.

Es decir, podríamos decir que la extinción de condominio se da cuando existe la voluntad de los propietarios de no seguir formando parte de una comunidad de propietarios.

Por lo tanto podemos determinar las causas de extinción en:

  • Venta del inmueble a un tercero
  • Renuncia de los coherederos a favor de uno
  • División de la cosa común

Cuando la cosa fuere esencialmente indivisible, y los condueños no convinieren en que se adjudique a uno de ellos indemnizando a los demás, se venderá y repartirá su precio.[…]

Artículo 404 Código Civil

El procedimiento puede darse de forma voluntaria, o, ante la falta de acuerdo, acudiendo a la autoridad judicial para que determine tanto el valor del inmueble, como la forma de reparto del mismo.

En este último caso será un juez el que determine cómo se procederá a la extinción del condominio y qué consecuencias tendrá para los coherederos.

¿Y me pueden obligar a vender mi parte de la casa?

Solamente ante la falta de acuerdo entre los diferentes coherederos, y una vez agotadas las vías de diálogo, se podrá acudir a la vía judicial para que sea un juez quien decida qué hacer.

En estos casos, el juez puede ordenar la venta del inmueble, o ante la presentación de una demanda de disolución de condominio por parte de uno o más coherederos obligar a la subasta del inmueble.

Cuando un juez sea el que debe decidir qué hacer con el inmueble, se realizará una tasación judicial del mismo para determinar su valor. Una vez hecho esto, se procederá a la subasta del inmueble.

En resumen, si usted es heredero de un inmueble y existe disconformidad entre los coherederos lo mejor será que acuda a un profesional para que le asesore de la mejor manera posible.

Demanda efectividad derechos reales inscritos

Cuando sufrimos una ocupación ilegal se esta produciendo una perturbación de un derecho real inscrito en el Registro de la propiedad. La acción judicial correspondiente será interponer una demanda efectividad derechos reales inscritos

El juicio verbal para la efectividad de derechos reales inscritos

El procedimiento a seguir con tal de cesar con una perturbación u ocupación sin título ante un derecho real inscrito del que se ostenta un título de dominio es el cauce del juicio verbal, y ello mediante una demanda efectividad derechos reales inscritos

Así, el artículo 250.1 LEC establece un listado de demandas que se decidirán en juicio verbal, “cualquiera que sea su cuantía”. Y, en su apartado 7º, establece:

[…] 7.º Las que, instadas por los titulares de derechos reales inscritos en el Registro de la Propiedad, demanden la efectividad de esos derechos frente a quienes se oponga a ellos o perturben su ejercicio, sin disponer de título inscrito que legitime la oposición o la perturbación.[…]

Artículo 250.1.7 Ley Enjuiciamiento Civil

El artículo 38 de la Ley Hipotecaria, establece que todos los derechos reales que estén inscritos en el Registro obedecen al principio registral de legitimación. 

  • Presunción de manera positiva de la existencia y pertenencia del derecho real
  • Se mantiene este efecto hasta que no se declare de manera judicial la inexactitud del Registro

Cuales son los requisitos para interponer la demanda  

Con tal de interponer una demanda efectividad derechos reales ante ignorados ocupantes, es necesario saber cómo actuar ante una ocupación ilegal. Con ello, se deberán de cumplir con unos requisitos para interponer la demanda. 

  • Existencia un derecho real inscrito. El título de dominio lo ha de ostentar la parte actora
  • Certificación registral. Con ello se acreditará esa titularidad
  • Que el derecho real esté identificado
  • La demanda se ha de dirigir a quien perturba el disfrute de ese derecho
  • No encontrarse en ninguna causa del art. 444.2 LEC

A su vez, con tal de que la demanda efectividad derechos reales inscritos prospere, se ha de atender al art. 439.2 LEC. Este artículo estipula en qué casos no será admitida la acción judicial ante una ocupación sin título

La oposición a la demanda efectividad derechos reales inscritos

Cuando la demanda de efectividad derechos reales inscritos ha sido admitida a trámite, es el momento para el demandado de realizar su contestación a la demanda efectividad derechos reales. Es un trámite que debe realizarse, dado que se podrá dictar sentencia si no comparece como demandado. 

El demandado podrá formular oposición a la demanda de efectividad derechos reales inscritos por las causas que la ley prevé. Es decir, ante una demanda efectividad derechos reales inscritos sólo podremos oponernos en los casos recogidos en el art. 444.2 LEC:

  • Por la falsedad de la certificación del Registro, o bien que en ella haya una omisión de derechos o condiciones inscritas, que conllevan la desvirtuación de la acción ejercitada
  • Que el demandado posea la finca o el derecho de disfrutar por contrato o por otra relación jurídica directa con el último titular, y que perjudique al titular inscrito
  • La finca o el derecho están inscritos a favor del demandado y se acredite como tal presentando la certificación del Registro de la Propiedad
  • Que la finca inscrita no sea la que posea efectivamente el demandado

¿Qué es la caución?

La definición de caución en derecho es simple, es una garantía de cumplimiento de contrato. Por lo que responde a una forma de asegurar el cumplimiento de una obligación por una de las partes intervinientes. 

La caución es un requisito indispensable para poder proceder a contestar una demanda efectividad derechos reales inscritos. Por lo que, es requisito indispensable prestar caución en la oposición, sino se cumple este requisito se dictará sentencia sin más trámite.

Las formas que se recogen en la ley para prestar caución en derecho civil son:

  • Dinero efectivo
  • Mediante un aval
  • Mediante un seguro de caución

No se tendrá que prestación de caución por no estar obligados si la demandada es una administración pública o si existe una renuncia expresa del demandante.

Plazo de prescripción acción efectividad derechos reales inscritos

Una pregunta que nos hacemos en estos casos es hasta cuándo se puede interponer la demanda efectividad de derechos reales inscritos.

Bien, el plazo de prescripción para poder interponer la demanda de efectividad de derechos reales inscritos empieza a contar cuándo el propietario es conocedor de la perturbación hasta los siguientes 30 años. 

Esto es porque nos encontramos ante una acción protectora de derechos reales sobre las cosas. Por tanto, podremos interponer la demanda desde el momento que ocurre la ocupación ilegal hasta los siguientes 30 años. 

Con la interposición de dicha demanda, y su posterior resolución, se dará inicio al procedimiento de desahucio por ocupación ilegal, puesto que el demandante es el titular de un derecho real inscrito, y los ocupantes carecen de título legal para ello. 

El delito de allanamiento de morada

Cómo se llama al delito de entrar a una casa es una de las preguntas más frecuentes hoy en día, dado el temor existente de que nos ocupen la vivienda. En este artículo explicamos el delito de allanamiento de morada y su diferencia con el delito de ocupación

¿Qué es el allanamiento de morada?

Para poder entender en qué consiste el delito de allanamiento de morada, antes debemos conocer la definición de morada en derecho. Y se entiende por morada todo espacio físico y delimitado en el que una persona habita, desarrolla su vida privada de forma libre y puede excluir a terceros. 

Con ello ante la pregunta de qué es allanamiento de morada, debemos responder que es el delito que consiste en entrar o permanecer en una morada ajena sin tener el consentimiento del tercero. 

Por lo que el delito de allanamiento de morada protege:

  • la intimidad
  • y el derecho a vivir en libertad y de forma segura en tu morada.

Por tanto, la morada es el espacio delimitado de cada uno donde decidir sobre las cuestiones privadas e íntimas. 

¿Cómo demostrar un allanamiento de morada?

Como se detalla más adelante, el delito de allanamiento de morada sólo se puede cometer dolosamente. Aun así, ante la distinción con el delito de ocupación, en el presente resolveremos la siguiente cuestión: ¿cómo demostrar un allanamiento de morada?

  • concepto de morada: definición de morada en derecho, contemplado en el artículo 202 código penal español.
  • delito flagrante (artículo 796 LECrim): inmediata detención en el lugar donde se está produciendo ese allanamiento de vivienda
  • título bastante: justificación y acreditación bastante de la titularidad de la vivienda con tal de demostrar que se está produciendo un allanamiento de domicilio

¿A qué penas nos podemos enfrentar por el delito de allanamiento de vivienda?

El artículo 202 del código penal español donde se regula el delito de allanamiento de morada, establece la pena por allanamiento de morada. El mismo constituye en su primer apartado una pena de prisión de entre 6 meses a 2 años. 

1. El particular que, sin habitar en ella, entrare en morada ajena o se mantuviere en la misma contra la voluntad de su morador, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años.

2. Si el hecho se ejecutare con violencia o intimidación la pena será de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses.

Art 202 CP

Como vemos, en el segundo apartado del citado artículo, el allanamiento de propiedad privada en el código penal establece una agravación de la pena para los casos donde este allanamiento de vivienda se realice con violencia o intimidación. 

  • violencia: utilización de fuerza física sobre la persona
  • intimidación: amenaza de un mal contra la persona

Por tanto, si el allanamiento de vivienda se produce con violencia o intimidación, la pena por allanamiento de morada asciende a una pena de prisión de entre 1 a 4 años y una pena de entre 6 a 12 meses de multa por entrar en propiedad privada

El artículo 202 código penal español

El delito de allanamiento de morada está regulado en el artículo 202 del código penal español. El bien jurídico que el art 202 cp protege es la inviolabilidad del domicilio y, en concreto, el derecho a la intimidad personal

El delito de allanamiento de morada protege el domicilio. Así, se constituye un marco físico en el que se excluye de su entrada y permanencia a toda persona que no cuente con el consentimiento del titular

El apartado 1 del artículo 202 código penal español prevé dos modalidades típicas: 

  • allanamiento activo: el hecho de introducirse en una morada ajena contra la voluntad de su morador constituye un delito de allanamiento de vivienda
  • allanamiento pasivo: cuando se entra en una morada con el consentimiento de su morador pero se permanece en ella cuando éste pide que se abandone, también constituye un delito de allanamiento de domicilio

El delito de allanamiento de morada es un delito de mera actividad. Por ende, estamos ante un delito del art. 202 cp en el mismo instante en que se produce:

  • la entrada en la morada ajena
  • se permanece en la morada en contra de la voluntad del morador. 

Eso sí, en cuanto al tipo subjetivo, el allanamiento de propiedad privada del código penal, lo trata como un delito que únicamente se puede cometer de manera dolosa. 

con conciencia de que se entra en un domicilio ajeno sin consentimiento de quienes pueden otorgarlo y sin motivo justificante que pueda subsanar la falta de autorización”. 

Sentencia del Tribunal Supremo nº 1048/00 de fecha 14 de junio.

Diferencia entre allanamiento de morada y ocupación

No debemos confundir conceptos ya que hay diferenciar entre allanamiento de morada y ocupación ilegal. Mientras que en el delito ocupación se refiere al ocupar una vivienda violando su propiedad, en el delito de allanamiento de morada se viola tanto la morada como la propiedad.

La diferencia entre allanamiento de morada y ocupación radicará entonces en el bien jurídico protegido, siendo la morada y la intimidad en el delito de allanamiento de morada, y el patrimonio en el delito de ocupación

Cuando hablemos de la ocupación de viviendas que se encuentran deshabitadas, que no constituyan morada alguna, y con la voluntad de permanecer en ella, estaremos ante una usurpación

El delito de usurpación de vivienda

La ocupación de vivienda en contra de la voluntad de su titular se puede tratar tanto en el ámbito civil (art. 250.1.4º LEC) como en el penal, siendo en esta donde encontramos el delito de usurpación de vivienda. En este artículo nos centraremos en el ámbito penal, el delito de usurpación de vivienda, regulado en el artículo 245 CP

¿En qué consiste el delito de usurpación?

Para entender en qué consiste el delito de usurpación, debemos entender el concepto de usurpación, que se define como el “apoderarse de una propiedad o de un derecho que pertenece a otra persona, y por lo general con el uso de la violencia o la intimidación”

El delito de usurpación puede darse en varios ámbitos:

  • Usurpación de vivienda. Es el más común
  • Usurpación de identidad
  • Usurpación de estado civil
  • Usurpación de funciones públicas

El delito de usurpación de vivienda por tanto, consiste en la ocupación de vivienda ajena con la voluntad de permanecer en ella sin que se tenga el consentimiento del propietario, mediante el uso de la violencia y/o intimidación. 

El delito de usurpación de inmueble

El delito de usurpación de vivienda lo que pretende es proteger el goce y disfrute de la vivienda, dado que es nuestro derecho como propietarios de la misma. Por tanto, cuando un tercero ocupa un inmueble ajeno comete un delito de usurpación.

El delito de usurpación de inmueble, recogido en el art. 245 CP, establece dos modalidades para el delito de ocupación: 

  • Delito de usurpación de vivienda. Estaremos en este tipo de delito cuando se produzca la ocupación de la vivienda y se haya hecho uso de la violencia y/o intimidación para ello
  • Delito leve de usurpación de vivienda. En cambio, estaremos ante este tipo de delito cuando se produzca una ocupación de vivienda sin que se recurra a la violencia y/o intimidación, es decir, de forma pacífica

¿Cuáles son los elementos del tipo del delito de usurpación?

El delito de usurpación de vivienda se regula en el artículo 245 del código penal. En cuanto a los elementos del delito de usurpación, debemos diferenciar entre los dos apartados del mismo artículo.

En su apartado 1, se regula la usurpación de vivienda de manera violenta o intimidatoria de inmuebles o derechos reales inmobiliarios.

Por otra parte, el artículo 245.2 del código penal dista del anterior por lo siguiente:

El delito de ocupación de inmuebles del art. 245.2 CP hace referencia al delito leve de usurpación de vivienda

  • Se trata de una ocupación pacífica, es decir, el delito ocupación se hace sin violencia o intimidación
  • Para cometer un delito de usurpación, el sujeto activo ha de carecer de un título jurídico que legitime esa ocupación de vivienda
  • Existencia de una voluntad contraria a esa ocupación de vivienda o allanamiento de vivienda
  • El sujeto activo debe conocer los dos puntos anteriores
  • El inmueble no puede constituir morada

En este sentido, para que el delito de usurpación se consuma, es decir se materialice el hecho delictivo cuando esa ocupación de vivienda tenga cierta vocación de permanencia, deberá ser continuada en el tiempo. 

¿Qué debe contener una demanda por usurpación? 

Ante una usurpación de vivienda, es recomendable utilizar el cauce legal de demandar o denunciar los hechos en cuestión. Por ende, ante un delito de usurpación de vivienda es recomendable tramitar una demanda por usurpación

Existen dos vías para recuperar tu inmueble ante una usurpación de vivienda: esto es la vía civil y la vía penal. La vía adecuada dependerá del caso en concreto, por lo que es fundamental contactar con un especialista con tal de recuperar el inmueble en la mayor brevedad posible. 

  • En cuanto a la vía civil, la ocupación de vivienda se tramitará a través de la acción de desahucio por precario. Para que la demanda prospere, se han establecido unos requisitos fundamentales ante esa usurpación de vivienda
  • En el caso de la vía penal, estaremos ante un delito de usurpación de vivienda, en el que será esencial acreditar todos los elementos del tipo y requisitos legales que el código penal expone respecto del delito de usurpación de inmueble

Y ¿cuánto tarda un desalojo por usurpación?

No se puede determinar con exactitud cuánto tarda un desalojo por usurpación, cuando se produce un delito de usurpación de vivienda, puesto que cada proceso es diferente al resto y hay que tener en cuenta la carga de trabajo de los juzgados.

Sin embargo, la media para el desalojo por usurpación está en unos 4 a 6 meses aproximadamente, desde el momento en que se presenta la demanda y ésta es admitida a trámite por el juzgado. 

¿Cómo recuperar la posesión de un inmueble?

Se entiende por “posesión”una situación de hecho en la que una persona ostenta el poder de actuar sobre una cosa, en sentido físico/material y jurídico, que se ejerce, exterioriza o aparenta frente a los demás.

¿Qué requisitos son necesarios para recuperar posesión inmueble?

Acciones posesorias e interdictos

Las acciones posesorias e interdictos, o protección interdictal, consiste en que el Ordenamiento Jurídico protege al poseedor frente a actos de perturbación o despojo causados por un tercero, con el fin de recuperar posesión inmueble

Las acciones posesorias son la protección básica en defensa de la posesión sin mayor consideración. Se protegen a través del juicio verbal, tal y como establece el artículo 250.4 de la LEC.

  • Desde un puto de vista objetivo: En defensa de la posesión, por tanto, a todo poseedor, mientras lo sea, independientemente de que tenga o no derecho a poseer y del tipo de posesión, hasta los que lo adquieren violentamente. 
  • Por su parte, y desde un punto de vista subjetivo: Se protege el derecho de posesión, es decir la posesión en sí misma, y no el derecho a poseer

«El poseedor puede perder su posesión:

[…]

4. Por la posesión de otro, aun contra su voluntad del antiguo poseedor, si la nueva posesión hubiese durado más de 1 año”. 

Artículo 460 Código Civil

Por ende, las acciones posesorias están limitadas a 1 año desde la perturbación o desposesión. Es decir, para recuperar la posesión de un inmueble el desposeído deberá interponer la demanda antes de transcurrido 1 año.

La acción de recuperación de la posesión

La acción de recuperación de la posesión de un bien inmueble ante un delito de ocupación, de acuerdo con el artículo 439.1 LEC, se tendrá que sustanciar en el plazo de 1 año.

Una ejemplo de acción para recuperar la posesión de un inmueble es la interposición de una demanda por precario contra ignorados ocupantes. Esta deberá ir acompañada del título que confiera el derecho de posesión del actor. 

La ausencia de aportación de un título no será posible en este tipo de demandas, y con ello comportará la inadmisión de la demanda.

Tal y como establece el artículo 438.1 de la LEC los demandados (okupas)deberán contestar a la demanda en un plazo de 10 días. La oposición de los demandados únicamente podrá fundarse en la existencia de un título suficiente por su parte o, la inexistencia de título por parte del actor. 

El Interdicto posesorio para retener o recobrar la posesión 

Una forma de recuperar la posesión de un inmueble es mediante los interdictos.

Por interdicto entendemos aquel procedimiento en que el tenedor o poseedor de algo pueda retener o recobrar aquello que posea. 

Así, el interdicto posesorio, es aquel que tiene como fin recuperar posesión de un inmueble. Es decir, recobrar la posesión o la restitución de la posesión que nos ha sido despojada. 

Debemos hacer una distinción entre 2 clases de interdictos:

  • Interdicto de retener la posesión: Cuando se causa una lesión a la posesión, pero no llega a suponer privación o despojo de la misma. Condena de no hacer (a no despojar y a abstenerse de realizar actos que molestan). 
  • Interdicto de recobrar la posesión: Es el interdicto posesorio común. Se da en casos donde se ha cometido un despojo (privación material de la posesión). La persona que me ha lesionado la posesión me ha privado de ella. Se interesa una condena de hacer (debe devolver la cosa.

Con la acción de recuperación de la posesión se resuelve quien posee y quién tiene mejor derecho a poseer, en base a unos indicios, sin entrar a valorar la veracidad, puesto que eso se discutirá en el proceso de recuperar la propiedad usurpada

Acciones protectoras de la propiedad

El derecho de propiedad, como poder más amplio reconocido por el ordenamiento jurídico, reúne tres facultades: gozar, disponer y reivindicar. Existen, pues, diferentes acciones protectoras de la propiedad.

  • Acción reivindicatoria: Es la acción que tiene el propietario que no es poseedor frente al poseedor no propietario. Va dirigida fundamentalmente a la recuperación de la posesión mediante la condena y ejecución correspondiente. 
  • Acción declarativa: El propietario, sin dejar de ser poseedor, se ve perturbado en su titularidad por quién se jacta de ser dueño de la cosa. Va dirigida a obtener una declaración de que el demandante es propietario de la cosa.
  • Acción negatoria: Esta es una acción para que se ponga fin a una perturbación consistente en pretender tener una servidumbre sobre la finca de otro sin título legítimo para ello. Esta dirigida a defender la libertad del dominio, constatando la inexistencia de gravámenes sobre el inmueble.

 

Demanda precario contra ignorados ocupantes

Una de las mayores causas de interposición de una demanda en España es la relativa al juicio de desahucio. Y es que, cuando nuestra vivienda ha sido ocupada la vía civil abre la posibilidad de interponer una demanda de desahucio para recuperar el inmueble (demanda precario contra ignorados ocupantes).A continuación trataremos de responder algunas preguntas. 

¿En qué consiste el desahucio por precario contra ignorados ocupantes?

Debemos aclarar conceptos antes de poder hablar de una demanda por precario contra ignorados ocupantes. Y es que, cuando hablamos de un desahucio por precario, ¿a qué nos estamos refiriendo?

  • Entendemos por precario el disfrutar de una cosa ajena sin el pago de una renta, ni disponer de ningún derecho (título) para ello. 
  • Entendemos por ignorados ocupantes a las personas que ocupan la vivienda sin que estén identificados por sus propios nombres.

El desahucio por precario consiste en el procedimiento entre el propietario y la persona que ocupa la vivienda sin disponer de un título que le habilite para ello. Existe, por tanto, la opción de promover el desahucio por precario contra los ignorados ocupantes con tal de recobrar la posesión de un bien. 

El precario no encuentra regulación en el Código Civil, de hecho, solo se menciona en su artículo 1750 en relación con el juicio verbal de desahucio de fincas urbanas o rústicas. Así, es una figura construida por la jurisprudencia.

“Si no se pactó la duración del comodato ni el uso a que había de destinarse la cosa prestada, y éste no resulta determinado por la costumbre de la tierra, puede el comodante reclamarla a su voluntad.

En caso de duda, incumbe la prueba al comodatario.”

Artículo 1750 Código Civil

¿Qué puedo hacer para evitar desahucio por precario?

Con tal de evitar desahucio por precario y conseguir que la demanda precario contra ignorados ocupantes no prospere, el precarista, únicamente puede defenderse si aporta un título demostrando su derecho para pertenecer en el bien inmueble.

Así, se han establecido por el Tribunal Supremo unos requisitos fundamentales.

  • Legitimación activa: el actor ha de encontrarse en posesión del inmueble a título de propietario, usufructuario o, cualquier derecho que le otorgue su disfrute.
  • Legitimación pasiva: la demanda desahucio contra ignorados ocupantes ha de dirigirse frente al sujeto que ocupe el bien inmueble en condición de precario. Se admite en ella que se puede dirigir contra personas desconocidas, por lo que contra ignorados ocupantes.
  • Identificación del inmueble.
  • Aportación del título que acredita la posesión.
  • Interposición de un procedimiento de juicio de desahucio

«Hemos de considerar por consiguiente, que identificados en la demanda a los demandados por los datos de los que disponía la demandante, limitados a su residencia en el inmueble de su propiedad, no concurre defecto legal alguno en el modo de proponer la demanda al haber sido datos suficiente para el emplazamiento tanto del demandado comparecido como de los restantes ignorados ocupantes a través de él, como consta en la diligencia practicada.»

Sentencia Audiencia Provincial de Madrid, Sección 20ª, de fecha 13.02.2018

El juicio verbal de desahucio

El juicio verbal de desahucio por precario va a seguir las mismas reglas que las estipuladas para un desahucio express. Una demanda por precario contra ignorados ocupantes se utiliza por personas que:

–        Han sido despojadas contra su voluntad de la posesión de un bien inmueble

–        Han permitido o cedido de manera voluntaria y, de manera gratuita, la posesión del inmueble.

La interposición de una demanda por precario contra ignorados ocupantes permite a quien se ha encontrado en una de estas dos situaciones la recuperación del inmueble, mediante el juicio de desahucio.

El proceso de desahucio por precario se desarrollará por los cauces del juicio verbal, como establece el artículo 250. 1.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

«1. Se decidirán en juicio verbal, cualquiera que sea su cuantía, las demandas siguientes:

[…]

2º Las que pretendan la recuperación de la plena posesión de una finca rústica o urbana, cedida en precario, por el dueño, usufructuario o cualquier otra persona con derecho a poseer dicha finca».

Art. 250.1.2º Ley Enjuiciamiento Civil

La sentencia pondrá fin al proceso, y, a su vez, generará plenos efectos de cosa juzgada. Si no se cumple la misma en el tiempo establecido, se deberá presentar una demanda de ejecución de sentencia de desahucio por precario.

¿Cuánto tarda un desahucio por precario contra ignorados ocupantes?

En relación a cuánto tarda un desahucio por precario no podemos establecer una duración exacta. La clave para resolver esta cuestión es la carga de trabajo del Juzgado pertinente, así como la carga de trabajo de la Oficina de Notificaciones y Embargos. Son ellos los encargados de asistir a la vivienda el día que se acuerde el lanzamiento.

Es por todo ello que, desde el momento en que se interpone demanda precario contra ignorados ocupantes, como media, se habla de 4 a 6 meses de duración hasta completar el desahucio por precario. Es importante saber qué es preceptiva la presencia de abogado y procurador.  

Tras la presentación de una demanda precario contra ignorados ocupantes, el demandado, podrá plantear una oposición al desahucio por precario, recurriendo en los 20 días hábiles. Por el contrario, deberá abandonar el inmueble. 

Se hace referencia al lanzamiento en un desahucio por precario cuando se produce el desalojo físico del inmueble. Es decir, con la ejecución sentencia desahucio por precario.

¿Te pueden desahuciar sin avisar?

Tras la interposición de la demanda por precario contra ignorados ocupantes, se dictará un decreto. Este decreto, constata dos señalamientos, el primero la fecha de juicio y, el segundo, el lanzamiento

Admitida la demanda, el demandado, en el plazo de 10 días, debe plantear una contestación desahucio por precario, es decir, formular oposición desahucio precario.

Por el contrario, si no realiza oposición alguna, se le va a proceder al desahucio sin más trámites, en la fecha fijada, sin notificación posterior. 

Tal y como establece el artículo 447 de la Ley de Enjuiciamiento Civil , la sentencia se dictará en los 5 días siguientes a la terminación de la vista, y la misma gozará de plenos efectos de cosa juzgada. 

Ocupación Vivienda habitual

La Ocupación Vivienda habitual es un problema real y creciente en España.

El fenómeno de los okupas ha aumentado un 40,9% en los últimos años, siendo Cataluña la más destacada.

Cuando ello ocurre es fundamental saber cuál es el modo de actuar ante las casas ocupadas.

¿Qué hacer si te ocupan tu vivienda habitual?

Se entiende cómo vivienda habitual aquella vivienda que es residencia habitual de una persona o que es usada de forma estacional, periódica o esporádica por alguien. ¿Qué se debe hacer si se sufre una ocupación?

Ante una Ocupación de la Vivienda habitual, se deberá actuar de la siguiente manera:

  • La rapidez es primordial. Llamar a la Policía dentro de las 48 horas desde que los okupas han entrado en la vivienda es esencial, para que la Policía pueda intervenir para la desocupación sin autorización judicial.  
  • En el caso de que haya transcurrido el plazo de 48 horas, se deberá contactar con un abogado. para saber cómo desalojar a un okupa e interponer las acciones pertinentes en los tribunales. 

Es importante tener en cuenta el plazo de las 48 horas para poder actuar con rapidez.

Asimismo, es recomendable tener algún sistema de alarma que pueda avisarte de que se está cometiendo el delito ocupación

Es esencial probar con documentación que se es titular de la vivienda habitual que ha sido ocupada. Será determinante, para poder proceder a la desocupación del inmueble, ya sea ante la Policía, mediante una demanda civil o una denuncia penal. 

¿Es aconsejable negociar con okupas cuando te han ocupado la vivienda habitual?

Ante la ocupación vivienda habitual la principal preocupación es cómo desalojar a un okupa.

Lo primero que deberemos hacer es mantener la calma y no tratar de actuar por nuestra cuenta. Ya que, la Ley Okupa 2021,protege la mayor vulnerabilidad

Son numerosos los casos en que los okupas no quieren negociar con el propietario. Por ello, NO es recomendable que el propietario intente desalojar a los okupas, pues estaría cometiendo un delito de realización arbitraria del artículo 455 del Código Penal

“1. El que, para realizar un derecho propio, actuando fuera de las vías legales, empleare violencia, intimidación o fuerza en las cosas, será castigado con la pena de multa de seis a doce meses”

“2. Se impondrá la pena superior en grado si para la intimidación o violencia se hiciera uso de armas u objetos peligrosos.”

Artículo 455 del Código Penal

Es decir, aunque se haya intentado negociar con okupas y no se haya logrado que abandonen la vivienda, el propietario nunca deberá realizar ninguna de las siguientes actuaciones:

  1. Cortar suministros (agua, luz o gas) de la vivienda. Se estaría cometiendo un delito de coacciones recogido en el artículo 172 del Código Penal
  2. Acceder a la vivienda habitual. Desde el momento de la ocupación vivienda habitual, el propietario no tiene la posibilidad de acceder a la vivienda ni impedir el acceso a los okupas. Al realizarlo, sería el propietario quien estaría cometiendo un delito penal.
  3. Cambiar las cerraduras o realizar cualquier tipo de amenaza dirigida a los okupas. Al realizarlo, se estaría cometiendo un delito de amenazas recogido en el artículo 169 y ss. del Código Penal.

¿A qué tipo de delito se enfrenta un okupa cuando ocupa una vivienda habitual?

El delito okupas puede hacer referencia al delito de allanamiento de morada (artículos 202 a 204 Código Penal) o a la ocupación ilegal (artículo 245 Código Penal). Nos encontramos en un supuesto u otro en función de la naturaleza del bien inmueble y del bien jurídico protegido. 

La Ocupación Vivienda habitual está considerada como un delito de allanamiento de morada. Por ello, quien lo cometiera está incurriendo en un delito que se encuentra regulado en los artículos 202, 203 y 204 del Código Penal.

Por morada se entiende cualquier espacio cerrado que esté destinado al desarrollo de actividades propias de la vida privada, personal o familiar.

¿Cuánto tiempo se suele tardar en echar a un ocupa de una vivienda habitual?

Aunque la tendencia sea tratar la Ocupación Vivienda habitual por la vía penal, ésta no es ni la más rápida ni la más eficaz. Y es que, para tratar el delito ocupación por vía penal existen una serie de requisitos difíciles de probar:

  • Identificación de los okupas
  • Se debe demostrar el tiempo de estancia en la vivienda habitual por los okupas

A lo anterior, se debe añadir la complejidad del procedimiento penal y su investigación.

Por otra parte, si tratamos la Ocupación de la Vivienda habitual por la vía civil, nos encontraremos con un procedimiento, aparentemente, más ágil y rápido. Esto es porque la Ley establece un plazo de 5 días para que se pruebe la titularidad del inmueble. Por lo que, estamos hablando de meses en estos casos.