Modelo denuncia usurpación inmueble

La ocupación ilegal en España es un problema cada vez mayor que preocupa a muchos ciudadanos.

Sin embargo, son pocos los que conocen el procedimiento a seguir para echar a los okupas de sus viviendas.

¿Cómo denunciar la ocupación de una vivienda? En este artículo te explicamos los elementos del delito de usurpación, y también podrás encontrar un modelo denuncia usurpación inmueble.

¿Qué es el delito leve de usurpación de vivienda?

El delito leve de usurpación pacífica de bienes inmuebles se encuentra tipificado en el artículo 245.2 del Código Penal, el cual establece:

El que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses.”

Artículo 245.2 del Código Penal

La conducta típica castigada por este artículo es el empleo pacífica, pero sin título jurídico que legitime esta posesión, de un bien inmueble, vivienda o edificio ajeno que no constituya domicilio, en contra de la voluntad expresa del titular. 

El bien jurídico protegido

El delito leve de usurpación de vivienda se encuentra regulado dentro del Título XIII del Código Penal, relativo a los delitos contra el patrimonio y el orden socio económico.

Sin embargo, parte de la doctrina entiende que el bien jurídico protegido por este delito es el derecho real inmobiliario. Y, dentro de éste, el derecho a utilizar y disfrutar del mismo, así como la posesión derivada del ejercicio del derecho a la propiedad.

Elementos del delito de usurpación

La Instrucción 1/2020, de 15 de septiembre de la Fiscalía General del Estado, enumera los elementos requeridos para su comisión, destacando los siguientes:

  • Que sea realizado con cierta vocación de permanencia.
  • Los autores deben carecer de título jurídico que legitime la posesión, ni siquiera temporalmente o en precario.
  • Constar la voluntad contraria a tolerar la ocupación por el titular del inmueble, ya sea antes o después de producirse.
  • Que el autor sea conocedor de la ajenidad del inmueble y de la ausencia de autorización.
  • El inmueble en cuestión no puede constituir morada.

¿Qué hacer frente a la ocupación de una vivienda?

Ante la ocupación de un inmueble, una de las vías de actuación es la interposición de una denuncia penal.

La Instrucción 6/2020 de la Secretaría de Estado de Seguridad, de 17 de septiembre, por la que se establece el protocolo de actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado ante la ocupación ilegal de inmuebles detalla en su apartado 4.3 los contenidos mínimos de la denuncia del perjudicado, de lo que destacamos los siguientes:

  • Identificación y ubicación del inmueble
  • Estado en el que se encuentra el inmueble
  • Fecha y hora de los hechos que dieron lugar a la ocupación por personas ajenas del inmueble, y cómo el propietario ha tenido conocimiento de los mismos
  • Reflejar los perjuicios que la ocupación del inmueble le está suponiendo al propietario
  • Cualesquiera otros documentos que sean relevantes para la denuncia (fotografías de los daños causados) 

Modelo denuncia usurpación inmueble

A continuación os facilitamos un modelo de denuncia de usurpación de inmueble.

Diferencia entre allanamiento de morada y ocupación ilegal

Para entender la diferencia entre allanamiento de morada y ocupación ilegal, lo primero que debemos tener en cuenta es que en derecho penal español, existen dos delitos que tipifican la ocupación ilegal:

¿En qué consiste el delito de allanamiento de morada?

El delito de allanamiento de morada se encuentra tipificado en el artículo 202 del Código Penal el cual establece:

“1. El particular que, sin habitar en ella, entrare en morada ajena o se mantuviere en la misma contra la voluntad de su morador, será castigado con la pena de prisión de 6 meses a 2 años

2. Si el hecho se ejecutare con violencia o intimidación la pena será de prisión de uno a cuatro años y multa de 6 a 12 meses.”

Artículo 202 Código Penal

La conducta típica castigada por este artículo es la entrada y el mantenimiento dentro de la morada (vivienda), contra la voluntad del morador.

Asimismo, la voluntad contraria del morador puede surgir ab initio, desde el momento de la entrada no consentida, o bien en un momento posterior a la entrada consentida.

Por su parte, el tipo agravado del delito de allanamiento de morada consiste en la comisión de las anteriores conductas típicas pero con violencia o intimidación.  

El concepto de “morada”

El elemento cardinal de este delito es que se entiende por morada.

Doctrinalmente se entiende por morada el espacio separado del mundo exterior.

Este debe evidenciar la voluntad del morador de excluir a terceras personas. Y, a su vez, que este destinado al desarrollo de actividades propias de la vida privada, personal o familiar. 

Por consiguiente, el concepto de morada no tiene necesariamente por qué referirse al concepto sticto sensu de casa. Sino que según la doctrina se extiende a las dependencias de la misma.

El uso de la morada puede ser tanto permanente como temporal (segundas residencias), quedando fuera de esta relación los abandonados de forma efectiva. 

¿En qué consiste el delito de ocupación ilegal?

El delito leve de usurpación pacífica de bienes inmuebles se encuentra tipificado en el artículo 245.2 del Código Penal, el cual establece:

El que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses.” 

Artículo 245.2 Código Penal

Por consiguiente, la conducta típica castigada por este artículo es la ocupación de inmuebles, edificios o viviendas ajenos sin título jurídico que legitime esta posesión, contra la voluntad expresa del titular. Sin embargo no debe concurrir violencia o intimidación.

 ¿Cuales son las diferencias entre allanamiento de morada y ocupación ilegal?

La diferencia entre allanamiento de morada y ocupación ilegal radica en dos conceptos:

Distintos bienes jurídicos protegidos 

En el delito de allanamiento de morada el bien jurídico protegido es la libertad domiciliaria, así como la intimidad de la morada.

Mientras que en el delito de ocupación ilegal (delito de usurpación de bienes inmuebles), el bien jurídico protegido es el patrimonio y el orden socioeconómico.

Por ende, cuando se trate de ocupación de inmuebles que no constituyen moradas, estaremos frente a un delito de usurpación

El desarrollo de la vida privada como criterio clave de distinción 

Así pues, a la hora de valorar la calificación jurídico-penal de los hechos, además de las primeras residencias, se consideran morada las denominadas segundas residencias o residencias de temporada, siempre que en las mismas se desarrolle, aun de modo eventual, la vida privada de sus legítimos poseedores.”

Instrucción 1/2020, de 15 de septiembre, de la Fiscalía General del Estado, sobre criterios de actuación para la solicitud de medidas cautelares en los delitos de allanamiento de morada y usurpación de bienes inmuebles

La Fiscalía General del Estado ha dado pautas de delimitación entre ambos delitos, radicando en el concepto de espacio idóneo para el desarrollo de la privacidad de la esfera íntima, de forma permanente o temporal.